5 Agosto, 2016

Beneficios

La acción terapéutica de las aguas mineromedicinales se basa en:
Acción Química: por las sustancias (minerales) contenidas que al contactar con la piel pasan al torrente sanguíneo.
Acción Física: se debe a la temperatura del agua y/o presión por lo que se produce vasodilatación periférica ayudando a mejorar la oxigenación de tejidos.
Acción Mecánica: incorporada al indicar masajes manuales subacuáticos (Hidropulsor o Hidromasajes).

Los programas termales son personalizados y prescriptos exclusivamente por profesionales médicos, combinando los diferentes recursos y técnicas. Indicados para aliviar afecciones osteoarticulares, dermatológicas, respiratorias, digestivas y en discapacidades motoras. También en terapias preventivas, antiestrés, belleza y estética.

  • Osteoarticulares: artrosis, artritis, reumatismos, gota, tendinitis etc.
  • Dermatológicos: acné, psoriasis, úlceras, dermatitis, rosácea, micosis superficial, eczemas, etc.
  • Respiratorios: bronquitis, alergias, rinitis, sinusitis, Epoc, asma, etc.
  • Anti – estrés, antiage, energizante: la combinación de la terapia termal con efectos antioxidantes, desintoxicantes, y relajantes, sesiones de masajes, gimnasia, reiki, el clima y la tranquilidad del lugar, contribuyen a la recuperación de energías y relax.
  • Belleza y estética: a través de la aplicación de fango o algas se logra mejorar la salud de la piel. El aporte de oligoelementos, sus efectos exfoliantes, astringentes y antisépticos ayudan a mejorar la elasticidad y tonicidad de la piel.
  • Rehabilitación de discapacidades motoras: a través de la utilización de técnicas de hidroterapia y kinesioterapia.
  • Terapias hidropínicas: con las aguas bebibles de Copahue que en general poseen propiedades digestivas, antianémicas, energizantes y son utilizadas en tratamientos de diabetes, úlceras, entre otras afecciones gastrointestinales.